• Stacks Image 14243
Stacks Image 61408
Stacks Image 61524
¡Los olvidados!
México
Eduardo Hernández (eduhdez@yahoo.com)
Poder Político /Diario de Yucatán
1 de septiembre 2017
Para el Gobierno de la República actual el sur-sureste mexicano cuando menos pasa desapercibido en la campaña mediática instrumentada como cada año, previo y posterior, a la disposición constitucional de entregar este uno de septiembre el informe sobre el estado que guarda la nación, al Congreso de la Unión, Cámara de Diputados y Cámara de Senadores, depositarios del interés popular y de las entidades federadas, respectivamente.

En la integración de las políticas públicas llevadas a cabo por cada Secretaría y otros entes gubernamentales poco habría que aportar al mamotreto presidencial respecto de lo hecho en Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Tabasco y Veracruz. Estados éstos una vez más olvidados en la geopolítica mexicana donde las atenciones se focalizan den centro, norte, bajío, occidente y pacífico.

Por ello es que nada hay ni siquiera bueno que contar ni presumir del sur y sureste entre las historias de éxitos de los cuales se da testimonio en los promocionales con duración de un minuto en el México próspero, de un auge a su decir sin precedente.

Aquí los compromisos específicos firmados ante notario público en campaña política ante la militancia y simpatizantes en los cinco años transcurridos de entones a la fecha se quedaron nada más en el papel, para ese único propósito de ganar votos que le permitiesen sumar para el triunfo y asunción al poder.
En los hechos durante el curso de la actual administración pública federal se quedaron en el ámbito de la fe fedataria muchos proyectos compromisos puntuales prospectados para la región en economía, turismo, educación, salud, campo, transporte, seguridad, ciencia y tecnología, entre otros ámbitos igual vitales para el desarrollo y crecimiento de una entidad y país que así se precien.

Nada más no trascendieron a lo bueno por contar en el informe ni en las promocionales acciones como los seis distribuidores viales en Villahermosa, Tabasco; el libramiento carretero del municipio de Ciudad del Carmen, Campeche, para mejorar las vialidades; ni la construcción del tren transpeninsular desde Mérida, Yucatán hasta Punta Venado, Quintana Roo.

Hacia el sur y sureste mexicano se le mira sólo en tiempos de campaña proselitista dentro de la competencia por el cargo de Presidente de la República, y una vez obtenido el triunfo consecuente con la asunción al poder para extraerle toda la riqueza posible; como la renta petrolera de Campeche y Tabasco, ahora en desgracia por la depreciación del propio hidrocarburo, e igual el usufructo fiscal por la actividad turística en Yucatán, Quintana Roo y Chiapas.

Esta zona no en vano continúa en el rezago ancestral que se mantendrá en la línea de tiempo por discurrir, a menos que quienes resulten gobernantes locales y sus legisladores en el Congreso de la Unión, diputados y senadores, cumplan con el genuino rol para el cual fueron encomendados de representar y defender el interés ciudadano y como entidad y no el suyo particular ni de sus partidos políticos al cual son afines.

Cuando menos por estos lares el quintanarroense, el yucateco, el campechano, el chiapaneco, el tabasqueño y veracruzano en general no se vieron representados en sus intereses de un mejor porvenir por parte del Presidente de la República, pese a que se comprometió rubricados cada uno ante la fe notarial.

El voto habrá sido estéril tendiente al fraude popular toda vez a días de iniciar el ocho de septiembre el proceso electoral 2017-2018, para elegir por voluntad popular al próximo Presidente de México, el que está en funciones seguro cesaría en funciones en sus responsabilidades de proveer al bienestar socioeconómico.

Los esfuerzos en cambio se canalizarían como antaño del rancio priismo del Siglo XX hacia operar la estructura clientelar de compra de conciencia para beneficiar a su candidato que en la eventualidad le sucediese.

No olvidar que quien es poseedor del poder presidencial tiene y mucho para influenciar en la voluntad popular de quienes eligen votar, sobre todo los marginados del progreso que son mayoría, aunque está por verse como se refleja en las urnas.

Bitácora

Enrique Peña Nieto no ha cumplido 106 de los 266 compromisos pactados con fe notarial, sobresalen los de esta zona. Incluso en el político no ha sido consecuente con dar a conocer públicamente su declaración patrimonial, año con año.

Comentarios y opiniones: como parte de la pluralidad que Jorbai TV mantiene desde su fundación, en nuestra red social de Facebook podrán encontrar este artículo para enriquecer su contenido. Asentir o discernir con lo expuesto es válido y enriquecedor, no obstante, los pronunciamientos son responsabilidad de quien los escribe.

Invitamos a nuestros lectores a participar en nuestra red social de Facebook Jorbai Reflexiones para este fin.

Jorbai TV | México
Tel. +52 (55) 5563 3578
contacto@jorbaI.tv
www.jorbai.tv